9/11/07

TEMPERLEY 2 Acasusso 1

Primera Parte

Segunda Parte





El equipo salió a la cancha con estos 11 titulares: 1 Federico Crivelli2 Diego Rodriguez3 Leandro Sosa4 Mauro Pajón5 Lucio Michelli6 Rodrigo Salomón7 Emiliano Impallari8 Arístides Pertot9 Juan Quevedo10 Maximiliano Nuñez11 Emiliano Gianunzzio El celeste volvió al triunfo, esta vez fue en el Teatro de Turdera, allí quedaron los 3 puntos, y la fé intacta del equipo de Barrella.Acassuso tuvo algunas maniobras individuales en el primer tiempo, pero no fue agresivo, estuvo lejos del arco de Crivelli.Esto ayudo al gasolero para imponer su juego y manejar cada jugada hasta el arco visitante, se dominó el balón y se jugó bien.Se destacaron la mayoría de los jugadores, un Crivelli que resolvió bien en el mano a mano, Mauro Pajón que siempre se sumó al ataque y además convirtió el primer gol del partido, tambiénpodemos señalar el trabajo de recuperación de Emiliano Gianunzzio, y las corridas de Maxi Nuñez y Emiliano Impallari, que cuando toman velocidad son un dolor de cabeza para todos los zagueros que enfrentan. Temperley volvió al triunfo y ahora hay que mantener el buen juego para calcarlo de visitante frente al gallo de Morón. LOS GOLES: Mauro Pajón y Emiliano Impallari EL ARBITRO: El Sr Alejandro Derevnín, dirigió muy mal.Todos coincidimos que la de hoy fue una de las peores actuaciones del árbitro, ya que no cumplió con el reglamento en la mayoría de las jugadas y no reflejó la autoridad necesaria.Cabe agregar que el Señor Derevnín expulsó al DT José Barrella, nadie sabe el ¿porque? pero un árbitro siempre tiene la última palabra es por eso que decidió dejar a Temperley sin su CaciqueEl técnico celeste dirigió casi todo el partido de la platea y delegó todas las indicaciones a sus colegas, y estas llegaron a oidos de los 11 guerreros que dejaron todo en el campo para conseguir este triunfo, esta victoria que refleja una vez más que querer es poder y que el fútbol siempre te da revancha. LA HINCHADA: Firme como en todos lados, alentó durante toda la noche y vibraron los escalones cuando los remates pasaban cerca del arco visitante, las banderas dijeron presente y flamearon al compás de las canciones gasoleras que ya son himnos de verdad.

Fernando Mérida